Alargar mallas con mangas de camiseta

Una de las bolsas de ropas para transformar que tengo es más bien un saco enorme. Una vez saqué tanta ropa como cabía entre mis brazos y la bolsa seguía pareciendo completamente llena.

Hoy, o ayer, saqué de la bolsa unas mallas azules de cintura alta y que solo me llegaban hasta la pantorrilla. Necesito nuevas prendas para cubrir las piernas porque las antiguas se van rompiendo.

Primero estreché la cintura para mejorar el ajuste. Abrí una de las costuras del cinturón que contiene el elástico y tiré del elástico hasta sacar el trozo por donde va unido. Solté la unión y corté un trozo del elástico. Después volví a juntar los extremos, los reintroduje en el cinturón de tela y cerré el agujero a mano. La puntada que me gusta hacer para coser juntos los extremos de un elástico es de zigzag y corriendo a lo largo del elástico, porque así la unión no pierde tanta elasticidad.

Mallas demasiado cortas Camiseta de manga larga Elástico de la cintura Acortando el elástico Juntando las puntas del elástico para coser Cosiendo elástico Cerrando el hueco del elástico

Para alargar las perneras de las mallas necesitaba una tela de elasticidad y grosor similar a la de la malla azul. Encontré una camiseta verde de manga larga que me pareció apropiada.

Muy raramente me gusta usar una camiseta de manga larga. Seguramente nunca. Así que corté las mangas con toda tranquilidad.

Me probé el planeado conjunto y marqué dónde tendría que cortar las mangas para obtener la longitud adecuada. Luego uní con alfileres y cosí con puntada de zigzag.

Me gusta el resultado. Es muy cómodo y me hacía falta, y aunque las nuevas perneras quedan un poco raras no me importa demasiado.

Cortando mangas Prueba con las mallas y la manga Acortando la manga Uniendo mallas y manga con alfileres Cosiendo la unión de pernera y manga Interior de la unión Probando las nuevas mallas Mallas terminadas
Varios jerseys para transformar

En un artículo anterior presenté estos jerseys con la intención de llegar un día a hacer algo con ellos. Pues bien, ese tema hoy queda resuelto.

Aunque no conseguí, por las diferencias de grosores de las lanas, hacer un poncho con estas prendas, como era mi esperanza inicial, les encontré salidas aceptables.

Jersey/poncho

Primero tomé este poncho grisáceo con flecos raros. Está bien, lo diré claro, no me gusta nada.

Encontré un arreglo muy fácil para transformarlo de su estado actual. Lo puse en la pila para donar.

Jersey corto Forma de soltar las mangas sin que se deshaga el jersey Nuevos calentadores con las mangas del jersey

Con este jersey sí hice algo. Era corto, ancho y grueso. Examiné las mangas de raglán para ver si podía separarlas del cuerpo sin deshacer todo el jersey, y comprobé que el hilo que unía las piezas se veía claramente porque era más fino que la lana del jersey.

Los colores y la lana del jersey tampoco me maravillaban, así que pensé con poco entusiasmo en hacer unos calentadores con las mangas y ejecuté el trabajo con el mismo poco ímpetu. Así que quedó algo aceptable, pero muy normalillo. Pero terminado y ponible. Así que ole.

Los calentadores llevan elásticos incorporados en ambos extremos. Los saqué de la caja de elásticos misceláneos reciclados.

Caja de elásticos recolectados

Y los otros dos jerseys:

El blanco y negro me lo pondré tal cual (¡uoooh!). Es ancho y de manga corta, interesante para días de calor con ratos de fresquito.

El jersey beige era más una red que un jersey, obviamente para uso estético más que nada, pero no estaba hecho para mi figura ni me aportaba nada. Así que lo eché también a la pila de donaciones sin ningún tipo de pesar.