Reflexiones tras dos semanas dibujando

Recorte del borrador página 14

Anteayer la aventura “Oscuro océano azul” cumplió dos semanas desde su comienzo en esta web/blog.

Si todavía no sabes qué es Oscuro océano azul puedes leerlo clicando aquí. Clicando sobre la palabra “aquí”. Oh, no, esta no, la anterior.

He dedicado la mayor parte del tiempo a dibujar borradores bastante detallados, porque quería tener una idea clara del contenido del capítulo, tanto en lo que respecta a escenas como a personajes y fondos.

He publicado casi todos los días en Facebook (¡apúntate!: facebook.com/oscurooceanoazul) y cada 2-4 días aquí en el blog. (O espera, mejor apúntate a este blog, suscribiéndote a través del recuadro amarillo de abajo.)

Y lo más importante, la historia se está desplegando tal y como yo esperaba, mostrándome todos sus recovecos.

Me siento bastante agotada. He vuelto a hacerlo: me he propuesto demasiadas tareas de golpe. Tengo la tienda de pañales, el cómic y la gestión de la web y el Facebook, más la crianza y el hogar, y todas las ideas que no dejan de aparecer con un “pop” en mi cabeza. Por las noches no puedo acostarme y cuando me acuesto no puedo dormir porque me zumba la cabeza. En las excursiones con mi hijo pasa lo mismo.

Pero no voy a abandonar ninguno de los proyectos. Lo que voy a hacer es bajar un poco mi autoexigencia en cuanto a las publicaciones en blog y Facebook. Puede que espacie más las publicaciones o que aparezcan de forma algo más irregular, o bien que publique artículos más cortos.

Sobre la imagen de portada de este artículo: se trata de una escena del borrador de la página 14. A veces al añadir unos pocos contrastes y detallitos de pronto las viñetas parecen muy elaboradas. Me encantan los borradores. La cuestión es: ¿podré superar esto en la viñeta definitiva? ¡¿¿Podré??! Si no, siempre me queda vestir a l@s personajes.

Captura de pantalla

Muy pronto (espero). (Que el ordenador pueda exportarlo.)

Continuará